Ideas de decoración para una cocina pequeña

¿Tienes una cocina pequeña? No hay problema, con estas sugerencias lograrás aprovechar espacios y sacar el máximo partido a tu cocina.

Otros sitios

No hay absolutamente ninguna razón para sentirnos avegonzádos de tener una cocina pequeña, ya que esta tiene muchas ventajas: es más acojedora, no vas a perder nada de tiempo en encontrar lo que buscas porque todo está a mano, y no por ser pequeña tiene que ser fea y mal decorada.

Ganar luz, metros... con ingenio siempre se le puede sacar mucho más partido a una casa.

Aquí están algunas ideas de como puedes convertir tu cocina pequeña en una estancia moderna y con buen gusto.

Puedes hacer que visualmente parezca más amplia creando contrastes de color y utilizando la luz adecuadamente. No dudes en jugar con materiales como el ladrillo, pintura satinada, madera y colores claros.

Si tu cocina es realmente muy pequeña, puedes utilizar muebles multiusos con electrodomésticos integrados o incluir la zona de comedor en la sala de estar. Pero hay muchas más ideas para dar un nuevo aire a tu cocina y mejorar su diseño.

Un gran cuadro o imagen en vertical estructura la habitación y la alarga.

Una pared oscura crea un foco de atención sobre los muebles de acero inoxidable que reflejan la luz e iluminan la estancia.

La encimera y cajones en color madera contrastan con muebles blancos y crean un aspecto moderno con un toque de verde en forma de vegetación y de frontal de la encimera.

Hazte con accesorios diseñados para guardar sin agobiar, como las barras metálicas o listones de madera con colgadores para colgar accesorios en la pered de la cocina.

¿No hay despensa en tu pequeña cocina? Pues reutiliza un viejo armario o una cómoda y guarda los accesorios de la cocina o los alimentos enlatados.

Coloca armarios en "U" para exprimir al máximo el espacio, pon puerta corredera para ocultarla sin ocupar espacio o usa estanterías transparentes que dejan a mano las cosas y no ocupan visualmente.

Azulejos brillantes en el frontal de la enciméra y accesorios de cobre para darle un estilo atemporal.

Las estanterías flotantes permiten almacenar el menaje y conseguir un diseño más liviano y ligero.

Tiene que estar muy bien iluminada, la zona del fregadero, si es posible, instalarla justo debajo de la ventana.

Un tabique abierto puede delimitar dos zonas en la cocina: la de trabajo y el comedor de diario. Así se consigue para este último un ambiente más íntimo y tranquilo.

Office en colores claros a juego con el mobiliario blanco de la zona de la cocina, los colores claros hacen parecer la cocina más amplia y diáfana.

Una isla pequeña en el centro de la cocina le dará un aspecto retro chic y es muy útil para guardar cosas.

Las plantas y la decoración encima de las ventanas le da un aspecto muy romántico y vintage a la cocina.

Armarios de un rojo brillante y una enciméra de color madera con electrodomésticos en acero inoxidable, aportan un toque masculino a esta estancia tan femenina.

Muebles de cocina en color oro evoca un estilo de 1925 excepcional.

La luminosidad es un plus en decoración, así que hay que potenciarla y dejar que la luz fluya, eso lo conseguimos haciendo un espacio diáfano, sin tabiques.

¿Has probado integrar la cocina en el salón? Al derribar los muros que la delimitan gana en luminosidad y, en general, toda la planta parece más amplia. Un suelo de baldosas hidráulicas en tonos ácidos acota su área.

En la pared de la zona de trabajo, un frente de cristal la protegerá de las salpicaduras.

Muestra tus gustos y tu personalidad mediante la decoración, pero no te limites a la cocina.